Casi una veintena de alumnos y padres del colegio participaron en la salida del domingo 9 de noviembre a las torcas de Morata de Jalón y el meandro de Chodes. Aunque el día comenzó con lluvia en Zaragoza, el sol ya lucía espléndido a la llegada a Morata y así se mantuvo hasta después de comer.

Los intrépidos exploradores iniciaron en Morata la ruta de la ribera del Jalón, hacia las formaciones calcáreas. La primera parada fue en el pináculo conocido como el Sillón del Rey, un lugar privilegiado para contemplar el valle y los preparativos de los escaladores para iniciar el ascenso. El paseo continuó entre el río y las inmensas rocas en las que la erosión ha construido impresionantes puentes naturales, a alguno de los cuales es fácil acceder.

Siguiendo el meandro, el sendero desemboca en la vía del ferrocarril, junto al túnel de la Roca de la Viuda. Este túnel sirvió de refugio hasta que terminó el aguacero que cayó después de la comida. De ahí se encaminaron hacia Chodes, donde hubo un merecido descanso y aguardaron a que cesara un segundo chaparrón antes de continuar. En el último tramo de la ruta cruzaron el Jalón por el puente de Capurnos, ya muy cerca de Morata.

Y aquí acabó el maravillosos paseo, que os animamos a recorrer. Aún queda otoño para disfrutar de la gama de colores que ofrece la naturaleza.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *